Control de gastos: 5 claves para tu negocio

Control de gastos: 5 claves para tu negocio

Todo negocio necesita alcanzar ganancias, es el principal objetivo. Las dos variables que se toman en cuenta para calcularlas son los ingresos y los gastos. Tus ingresos dependerán del volumen de tus ventas y el precio de los productos. Es crucial tener claro qué podés hacer para mantener el control de gastos del negocio.

Por la importancia que tienen a la hora de definir las ganancias que genera tu comercio o negocio, es fundamental el control de gastos. El primer paso es analizar y clasificar los gastos para asociarlos correctamente con cada producto. Si cargás un producto con gastos que no le corresponden, terminás aumentando su precio innecesariamente y pasa a ser menos atractivo para tus potenciales clientes.

El control de gastos es un proceso continuo y no algo que se hace al empezar un comercio o cuando las cuentas empiezan a generar problemas.

Es importante distinguir entre tus gastos personales y los de tu negocio , para después identificarlos por tipo y establecer prioridades para el control de gastos. Los costos se clasifican en: Variables, Fijos, Mixtos, Marginales, Directos e Indirectos.

Además, tenés que definir un presupuesto que te ayude a controlar tus gastos anuales para alcanzar objetivos. Para no improvisar y evitar el riesgo que eso implica, un presupuesto es central para tu plan económico y financiero. Tiene que incluir tus metas en números concretos y bajo qué circunstancias pensás lograrlas. Con este presupuesto vas a gestionar mucho mejor tus recursos y las distintas áreas del negocio.

Hacer ajustes

La idea del presupuesto es prever gastos e ingresos. En definitiva: anticiparte. Por eso, cada cierto tiempo (puede ser mensual, trimestral o anualmente) tenés que analizar qué tal te fue en relación a tu planificación. De nada sirve el presupuesto si no evaluás los resultados después. Al hacerlo, lo ideal es ser crítico y sacar conclusiones realistas que te sirvan para el siguiente ejercicio. Observar y analizar cómo va el negocio es vital. ¿Cómo darte cuenta si vas bien? Una correcta evolución mostraría una disminución de los gastos para un mismo nivel de producción.

Claves para el control de gastos

1.- Como mencionamos antes, separar tus finanzas personales de las de tu negocio. Muchas veces las finanzas del comercio se mezclan con el manejo personal que hagas de tu dinero. Para evitarlo puede ayudarte: no financiar el emprendimiento con tarjetas de crédito personales, tener un presupuesto personal que no esté vinculado con el del negocio, no usar utilidades que deberías reinvertir en el negocio para gastos personales, asignarte un sueldo (calculado en los costos fijos) y no disponer más que de ese dinero.

2.- Conseguir el mejor precio posible para cada rubro. Negociar con tus proveedores costos que te sirvan, comparar siempre con el resto del mercado y cambiar si sus precios no te convienen.

3.- Tener colaboradores motivados también es una forma de ahorrar en gastos, mejorar la productividad y la eficiencia.

4.- Sostener una buena planificación, ser disciplinado y constante a la hora de seguirla, para potenciar tus recursos.

5.- Automatizar pagos para garantizar ese monto y el pago del resto de las obligaciones usando un sistema de facturación para contabilizar los gastos más fácilmente.  Contratar un buen software de facturación que agilice las tareas y sea fácil de usar, seguro y accesible puede ser de enorme ayuda. Además de automatización y control, ganarás en tiempo, dinero y flexibilidad. Vas a tener control sobre los gastos, el pago de impuestos, acceso instantáneo a todas las facturas y la posibilidad de personalizarlas en distintas plantillas.

Controlar y tratar de bajar los gastos de tu negocio es esencial. Con una buena planificación y un sistema de gestión que te ahorre tiempo y dinero te va a resultar más sencillo.

Es importante tener en cuenta que el control de gastos es un proceso continuo y no algo que se hace al empezar un comercio o cuando las cuentas empiezan a generar problemas. Este control de gastos va a definir en gran parte su buen -o mal- funcionamiento. Hay que ser prolijo constante y no dejarlo de lado. Así, vas a evitar problemas financieros futuros, negociar mejor los precios de tus proveedores, ahorrar en gastos superfluos y ser más solvente.

IncreaseCard

En Increase podemos ayudarte a controlar y administrar tus ventas con tarjeta para potenciar el crecimiento de tu negocio. ¡Probá ahora IncreaseCard gratis por 7 días!

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos encargamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.